Noticias

La patronal CEOE señala que "se podría estar atentando contra el principio de capacidad económica"

¨       en el caso de las pérdidas por el deterioro de valor de las inversiones en otras entidades. Así lo afirma en su informe sobre el Impacto de las Medidas del real Decreto-Ley 3/2016, al entender que en 2016, a pesar de que una empresa participada no tenga ninguna variación en su valor ni haya ningún beneficio en la matriz, la norma obliga a revertir un 20% del ajuste practicado en años anteriores. Con esta obligación de reversión mínima, considera la patronal que se está, en la práctica, haciendo tributar una renta que no se ha producido ni desde un punto de vista contable, ni desde un punto de vista económico, ya que la participación cuyo deterioro se revierte no ha tenido un incremento de fondos propios, ni ha llevado a cabo una distribución de dividendos. Estima el informe que las medidas de limitación de la compensación de pérdidas y de las deducciones por doble imposición, así como la imputación mínima de las pérdidas por deterioro de las participaciones, pueden vulnerar el artículo 86 de la Constitución en relación con el 31.1 al afectar a una figura central del sistema, como es el Impuesto sobre Sociedades.

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede obtener más información, o bien conocer cómo cambiar la configuración, en nuestra Política de cookies

x